Archivo del noviembre de 2010

CARLOS MOYA SE RETIRA, PERO LA MOYAMANIA PERDURARÁ PARA SIEMPRE

Es la noticia que nunca quieres que se haga realidad, por motivos generacionales, por ser una gran pérdida para el deporte español, por ser una figura mundial y muchas más cosas que resumiré humildemente.

Carlos Moya no ha terminado de recuperarse totalmente para el tenis de súper élite, la operación del pie que parecía satisfactoria, en Marzo de este año volvieron los dolores y hasta la despedida de hoy.

Hablar de Carlos Moya, es decir que fue el primer tenista español en muchas cosas, fue el primer icono mediático deportivo mundial español, su final de Open Australia 1997, hizo que el mundo entero lo adorase, nunca un deportista español había traspasado las fronteras publicitarias de esa forma, era deseado, era querido, era un objeto de culto, había nacido la Moyamania, puso de moda las raquetas Babolat, puso de moda en España el pelo largo en las pistas, puso de moda que todo el mundo jugara con pañuelo en la frente y lo más importante, su derecha y saques agresivos cambiaron definitivamente la mentalidad de juego española, había nacido un nuevo tenis en España para la tierra batida, de fondo cierto, pero a base de golpes ganadores, a base de unas dejadas que paralizaban a los rivales, a base de un saque formidable inaudito para un tenista español, un físico que le lo permitía estar siempre bien colocado, una intuición natural para el resto magnífica, se anticipaba a cualquier saque, tenía una gran vista, falta por supuesto hablar de su revés, muchas veces criticado de forma injusta, tenía un globo líftado de revés que era una delicia, todo eso y mucho más tenía Carlos Moya.

Tuvo que dejar de hacer la preparación física en los parques con su preparador de 1997 Mariano Hontecillas, simplemente por la avalancha de chicas que parecía hacían entrenamientos de liebre para que Moya fuera más rápido, deseado en todo el mundo, tanto deseo, puede también traer críticas, celos, mucha gente lo criticaba, simplemente por envidia, luego querían ser como Carlos Moya. Anuncios de televisión de coches, perfumes, alimentación, batidos, era la Moyamania.

Aunque la verdadera Moyamania son sus 20 títulos, campeón Roland Garros 1998, finalista Open Australia 1997, finalista Copa de Maestros 1998, semifinales Us Open 1998, campeón Copa Davis 2004, semifinalista Copa de Maestros 1997. Número 1 mundial en marzo de 1999, 5 veces jugador de la Copa de Maestros, 5 años finalizando entre los 10 primeros del mundo: 1997, 7º. 1998, 5º. 2002, 5º. 2003, 5º. 2004, 5º. Finalista Copa Davis 2003.

Podría estar una semana entera escribiendo sobre Carlos Moya y me faltarían cosas por contar, las famosas camisetas sin mangas las puso él de moda, títulos, finales, partidos antológicos, impecable comportamiento en la pista, muy querido por todos los tenistas, hoy en Madrid, Carlos Moya no podía retener las lagrimas, naturales, como su espectacular derecha, una mezcla de semiplano y semiliftado que hacía furor. Moya siempre ha dicho que el tenis se lo ha dado todo, pero nosotros tendríamos que ser honestos con él y decirle que él también ha dado mucho a los demás, que los aficionados al tenis en particular y deporte en general le estamos muy agradecidos, le estamos infinitamente agradecidos por todo lo que dio en la pista y nosotros pudimos disfrutarlo. Fue un espejo donde mirarse, fue la imagen del español triunfador, fue un talento natural, fue lo que todos queríamos ser. Fue, es y será siempre estas y muchas cosas más, Carlos Moya, siempre será único, la mejor derecha, el primer español en ser número 1 mundial, el español más sexy según la prensa internacional, el saque más potente. Muchísimas felicidades por tú magnífica, pletórica, enorme, grandiosa y demás adjetivos carrera deportiva. Siempre serás uno de los grandes, Carlos Moya se retira, pero la Moyamania siempre perdurará en las pistas, su legado es sólido. Bien jugado campeón.

Antonio Domínguez
www.tenispuro.com

10 DE NOVIEMBRE, TORNEO DE VALENCIA, FERRER TOCA LAS PUERTAS DE LA COPA DE MAESTROS.

Tiene mucho mérito como David Ferrer ha soportado la presión de jugar en casa, saber que está muy cerca de la copa de maestros y finalmente ganar el torneo. En pista rápida cubierta, posiblemente la preferida de Robin Soderling, ganar el partido en tres sets, siendo consciente que en el torneo de Basilea, esa misma semana también había jugadores luchando por las últimas plazas, demuestra una gran fortaleza mental. En la final ante Marcel Granollers, el claro favorito era Ferrer, con formas de jugar muy distintas, la solidez y constancia de Ferrer, se enfrentaban a la habilidad, el juego sorpresa de red y variadas tácticas de Granollers. El primer set fue muy largo, los juegos eran interminables, muchos intercambios de bolas, desgaste muy fuerte, los juegos eran iguales, ventaja, iguales otra vez, pero todo se decidió en el tie break, una vez ganó Ferrer 7-6, Granollers se hundió, todo el cansancio acumulado desde la fase previa, le llegó de repente, Ferrer lo notó rápido y comenzó a subir algo más a la red, imprimir ritmo y que Granollers se desesperase y conformara con la final. El título de Valencia deja a Ferrer a las puertas de la copa de maestros, ojalá termine de pasar por esa bonita puerta, una puerta que él conoce.

Antonio Domínguez
www.tenispuro.com

18 DE OCTUBRE, TORNEO DE ESTOCOLMO, FEDERER VUELVE A GANAR EN PISTA CUBIERTA

Roger Federer siempre ha dicho que le encantan los torneos de invierno y otoño en pista cubierta por Europa, que le hacen recordar sus primeros resultados positivos por el circuito.

De esta forma, su título en Estocolmo era como volver a los orígenes, la primera ronda contra Dent, fue muy sencilla, 6-1/6-2, Federer estuvo impecable. Cierto que desde el principio Dent jugó muy resignado a su suerte, fue una demolición.
Lo que más me sorprendió de Federer en todo el torneo, fueron los cuartos contra Wawrinka, empezó tan fallón Federer, tan desconocido, tan relajado, que era una sombra de sí mismo.

El mérito de Wawrinka fue su juego agresivo desde el inicio del partido, subiendo a la red a la mínima bola corta de Federer, debió pensar que para que suba un gran voleador, mejor subía él y así podía contrarrestar parte de su juego, llegó a estar 6-2/3-1. Pero cuando más cerca de la victoria estaba Wawrinka, más cambiaba su forma de jugar y más nervioso se ponía, suele pasarle bastante a Wawrinka con jugadores que tengan mejor ranking que él, eso lo notó claramente Federer, la remontada fue muy contundente y Wawrinka terminó pagándolo de forma injusta con la raqueta, 2-6/6-3/6-2.

La semifinal contra Ljubicic, en el inicio es calcado al partido anterior, Federer está entrando demasiado relajado o incluso lo noto dormido a los partidos, puede ser sus hijas no lo dejen dormir correctamente, pero Ljubicic hace break primero y Federer solo logra igualar el partido cuando se pone 5-5, luego una vez llegados al tie break, la diferencia de calidad marca el resultado, 7-6/6-2.

La final contra el atípico juego de Florian Mayer fue muy entretenida, puntos muy interesantes, con largos peloteos, que curiosamente solía ganar Mayer. Pero esta vez, Federer entró despierto, alerta, no era para menos se trataba de una final, Federer ganaba más puntos si jugaba rápido al ataque, si subía a la red, aun con la mejoría mostrada, el primer break fue para Mayer, pero Federer estaba más ligero, sus piernas sí que respondían de forma correcta, globos, dejadas, pasantes, tenis variado, tenis bonito. Mayer cumple muy dignamente en la final, después de haber realizado un magnífico torneo. El título es otra cosa, eso es para Federer por 6-4/6-3.

La pista cubierta se vuelve como una gran vitamina para Federer.

Antonio Domínguez
www.tenispuro.com