Archivo del septiembre de 2012

US OPEN 2012 SEMIFINALES DJOKOVIC-FERRER

La semifinal se jugó en dos días y que dos días más distintos, el sábado con el tornado acechando desde la primera semifinal que jugaron Murray-Berdych, solo dio para jugar hasta el 5/2 Ferrer del primer set.

Hay cosas malas de Djokovic que parece vuelven a aparecer, cierto que las condiciones son malas, pero el viento es para los dos por igual, te puede gustar menos, pero si tus expresiones negativas son tan llamativas, estas haciéndole un gran favor a tú rival, lo estas relajando y dándole una confianza extra que a esos niveles de Grand Slam puede resultar muy caro.

Golpeando la bola como si tropezase con sus piernas a la vez, gestos negativos con la cara y brazos, Djokovic quería dejar claro a los millones de personas que estaban viendo el tenis que él no estaba a gusto, tuvo suerte, se suspendió el partido.

El domingo fue otra cosa completamente distinta, no había nada de viento, solo sol y humedad, termina ganando el set Ferrer 6/2, pero los gestos raros y negativos de Djokovic no aparecen por ningún sitio.

El segundo set fue descomunal, vuelve la otra cara de Djokovic, la buena, con ganadores de todo tipo, tanto llevando la iniciativa, como jugando a la contra. Estos últimos ganadores hacen más daño a Ferrer, es difícil llevar la iniciativa ante Djokovic, pero cuando lo logras y ves como llega corriendo estira sus piernas y brazos para hacerte un ganador de película, es posible te hunda todavía más. Otro asunto importante es el 43% de primeros saques de Ferrer, dejando toda la iniciativa a Djokovic para ganar 6/1 el segundo set, Ferrer está corriendo una barbaridad, el desgaste es tremendo.

En el tercer set Djokovic se adelanta 2/0, pero ahí se relaja, se ha notado claramente, sus golpes de fondo bajan de ritmo, deja de terminar los puntos en la red y entonces Ferrer tiene otra vez opciones para recuperar puntos en teoría perdidos. Ahora Ferrer ha encontrado un hueco, juega bolas anguladas y las intercambia con bolas pesadas al centro, quiere desgastar a Djokovic, hacerle un partido muy físico, 3/2 Ferrer.

Pero Djokovic entiende tiene que volver a pensar, utilizar la cabeza y vuelve a jugar variando los efectos, sube otra vez a la red haciendo buenas voleas flexionando las piernas, su juego vuelve a ser variado y Ferrer deja de estar cómodo, se alternan en el marcador hasta que Djokovic gana 6/4 en el tercer set, demostrando que hasta su saque es definitivo. Como Ferrer tiene fama de buena intuición en el resto, lo que hace Djokovic es variar continuamente las direcciones y efectos, prefiere perder velocidad y ganar en factor sorpresa como primeros saques liftados con mucho bote de bola.

Ferrer ha jugado bien, no tiene nada que reprocharse aunque a veces se empeña en jugar demasiadas bolas al mismo sitio, pensando en que el rival falle. Es muy complicado a 5 sets ganar a Djokovic, por muy bien que lo hagas, pero si encima le juegas 3 y 4 bolas seguidas al revés, llega un momento que dejas de moverlo y él con más potencia en sus golpes termina ganándote, tiene la derecha y el revés tan equilibrados que lo mejor debería ser moverlo todo lo que puedas y al final sí hacer algún contrapié, pero cuando lo has desplazado primero 3 o 4 veces. Ferrer se consume poco a poco, Djokovic haciendo un alarde de golpes ganadores termina ganando 6/2 el cuarto set. Pera esa doble cara en la pista puede traerle problemas ante Federer, Nadal y Murray.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com

US OPEN 2012 SEMIFINALES MURRAY-BERDYCH

Mucho viento para esta semifinal, excesivo, es una situación incómoda para los dos tenistas. El tenis de Murray puede aguantar los golpes de emergencia por tanto viento, utiliza más los efectos, tiene mayor experiencia en semifinales de Grand Slam y su tenis en definitiva se adapta mejor a esas condiciones extremas.

En tanto Berdych, grandísimo tenista que en cuartos había ganado a Federer número 1 mundial, tiene un tenis más fijo. En el saque se lanza la bola muy alta y con el viento estaba desesperado, en su tenis predomina el plano, esos golpes con viento son difíciles de controlar. Está menos habituado a semifinales de Slam y la mitad del partido estuvo perdido.

Cierto que ganó Berdych 7/5 el primer set, con un tercer juego muy largo en que lo único importante era mantener la bola de cualquier forma y en esa fase del partido parecía aguantaba mejor mentalmente. Murray en cambio estaba haciendo demasiados gestos negativos, con sus famosas quejas y hasta tirando la raqueta. Pero me sorprendió que después de un set que dura 1hora 17 minutos, largo, pesado, no tenga ningún beneficio en Berdych.

Nada más empezar el segundo set, Murray rompe el saque con una preciosa y complicada volea de revés, logra serenarse, piensa únicamente en las cosas que ocurren en la pista y como detalle técnico deja de jugar bolas cortadas, para buscar golpes liftados y poder llevar algo la iniciativa.

Se coloca Murray 4/1 y Berdych está totalmente desaparecido, su cara denota un gesto incómodo, se siente desbordado por todas las incomodidades. Las jugadas de Murray dejada-globo, dejada-pasante, logran el efecto positivo esperado y gana 6/2 el segundo set.

El 6/1 de Murray en el tercer set deja muy claro que un jugador ha utilizado el viento como un aliado, mientras Berdych está totalmente hundido, jugando sus golpes planos sin margen de error, su tenis en este momento es una feria. Para mí el gran mérito de este set, es comprobar cómo Murray logra el 100% de primeros saques, algo que ocurre cada 25 o 30 años posiblemente, la última vez que Yo recuerde fue en 1988.

Murray ve muy cerca llegar a la final va ganando 3/0, pero entonces aparece Berdych cuando nadie lo esperaba, sus saques vuelven a ser efectivos y logra remontar el set, no tiene presión, sube más a la red, gana los smash, vuelve a creer en su tenis, cuando Murray pensaba que el resto del partido sería un trámite. Llegan al tie break y Berdych está a tope, 4-1, 5-2, parece que Berdych quiere más partido.

Pero el tenis es un deporte tan mental y exige un autocontrol tan alto, que es asombroso en el mismo tie break comprobar cómo finalmente es Murray quien lo gana por 9-7, Berdych se ha puesto a fallar el resto de puntos, los nervios le han atenazado el brazo y solo ha conseguido desde el 5-2 ganar 2 puntos más. Ha sido el partido del tornado, cierto, pero también ha sido el partido para comprobar brazos y mentes. Los consejos de Lendl, que es checo como Berdych y frio como el hielo, ayudan a que Murray esté ante otra oportunidad en una finalísima de Major.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com