Llega el Grand Slam más puro del tenis, donde el protocolo, tradiciones y respeto a los jugadores en el sentido de aplaudir y querer a todos por igual.

Para mí este es de los Majors donde Djokovic, Murray, Federer y Nadal tienen todos un 25% de posibilidades para ganar. Además otros tenistas como Tsonga, Isner, Berdych, Gasquet etc, suben sus posibilidades debido a la igualdad que da la hierba e irregularidad que producen sus botes en una pista tan rápida, aunque por supuesto no tanto como en el pasado.

La parte alta del cuadro para mí es menos complicada, Djokovic se ha quitado bastantes problemas igual que hizo en Open Australia.

Novak Djokovic: Ante tanta igualdad y con mejor cuadro que los otros favoritos, puede llegar a las rondas finales más descansado, importante que se mentalice como cuando ganó en Wimbledon 2011 de los posibles malos botes de la bola, parones de  lluvia. Cuando sale su cara más egocéntrica, pierde la estrategia y concentración, eso en Wimbledon puede suponer perder 3 juegos en 6 minutos. Si está concentrado su resto será muy importante.

Toomy Haas: Su tenis es fantástico para la hierba, saque-red y hasta es posible que haga resto-red con segundo saque del rival. Utiliza muy bien el efecto cortado que en esta pista es una buena opción. Muy buen tenis para jugar sin ritmo, mentalidad pura de pista rápida, buscará acortar los puntos todo lo posible para que sus rivales se sientan incómodos. El lado negativo es su famoso carácter, muy temperamental.

Richard Gasquet: Está logrando una regularidad muy interesante, en hierba suele jugar bien y ya tiene unas semifinales en Wimbledon que siempre da un extra de confianza. Jugará muy plano y cortado, también es probable que alterne alguna vez saque-red con éxito. Suele tener problemas en los partidos a 5 sets, pero estos en hierba mentalmente los lleva mejor, necesita llegar mínimo a cuartos para lograr más confianza y ranking.

David Ferrer: Basará su juego en la anticipación al resto y un buen porcentaje de primeros saques, tiene que animarse por el buen cuadro que ha tenido. Deberá cambiar las direcciones del revés, en una pista como la hierba, si pierde la iniciativa se le complicarán los partidos y al no poder resbalar como en tierra batida perderá más puntos de lo habitual. Si mantiene una mentalidad positiva puede llegar a semifinales.

Grigor Dimitrov: Tanto que quiere imitar a Federer también podía imitarle llegando a las rondas finales y manteniendo la frialdad en los momentos importantes de los partidos. Necesita obligarse y no buscar excusas por su juventud, porque al final la juventud se va y entonces ya no te llaman el pequeño Federer, te llaman el que intentaba copiar a Federer pero no tenía su nivel.

La parte baja del cuadro en mi opinión es muy dura, tiene a Murray, Nadal, Federer y otros jugadores con grandes opciones de jugar bien en hierba.

Andy Murray: Viene de una lesión y no pudo jugar en Roland Garros. Ese descanso le ha dado para dosificarse y ganar el torneo de Quen’s. Su saque, anticipación al resto y golpes planos así como saber lo que es jugar una final de Wimbledon, con todo el público apoyándole será un extra para él. Si quiere ganar necesita que no salga su famoso lado negativo y caprichoso que lo único que hace es que pierda la concentración e intensidad en su tenis.

Rafael Nadal: estará con muchas ganas debido a su pronta eliminación el año pasado, lo bueno de ver a Nadal jugar en hierba es que es el único sitio donde resta más cerca de la línea de fondo. Tiene que jugar recto, con efecto pero recto, cuando se le complican los partidos se olvida de ese detalle tan importante y vuelve a jugar excesivamente liftado con parábola lo que hace dejar la bola corta y que sus rivales se animen y jueguen todavía más agresivos.

Roger Federer: El vigente campeón, es el Grand Slam donde tiene las mismas opciones que todos, tiene que buscar la red constantemente, jugar sus partidos intentando que sus rivales no entren en ritmo. Necesita que todo vaya muy rápido, puntos, juegos, duración de los partidos. Si llueve jugará encantado en pista cubierta, donde la hierba será todavía más rápida, que le pregunten a Murray por la final del año pasado.

Jo-Wilfried Tsonga: Leva un buen año, pero en las rondas finales está cometiendo fallos de principiante, seguro que es fruto de los nervios. Cuanto más nervioso mas prisas tiene por acabar los puntos. Últimamente está seleccionando mal las voleas, se acerca demasiado a la bola y no mide bien el golpe de red. Su saque en hierba puede ser muy importante, su objetivo mínimo tiene que ser los cuartos.

John Isner: Tiene un tenis magnífico para jugar en hierba, su saque y derechas mandarán mucho en los partidos, ha mejorado bastante el revés. Por el contrario un bote de bola tan bajo y problemas en el equilibrio y desplazamientos son sus cosas negativas. Si está fino con el saque sus rivales se hundirán pronto, si juega con muchos segundos entonces le buscarán restos largos e intentar que se mueva.
La tradición siempre vuelve, con Wimbledon se olvidan las modas, esas modas pasajeras nunca podrán vencer  a la historia, elegancia, prestigio y nivel de un torneo y un club realmente asombrosos.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com