Archivo del julio de 2013

EL GRAN CAMBIO DE MURRAY HA SIDO CON LENDL

Qué gran acierto el que Murray haya contado con Lendl para su consolidación de campeón en los Gran Slams, empezaron el año pasado y las mejoras aparte de técnicas como una mayor potencia en su derecha y jugar algo mas dentro de la pista de lo habitual en el británico han sido el aspecto mental y disciplina en los entrenamientos.

Aunque es cierto que continua haciendo gestos y quejándose todavía en exceso, en los  5 torneos realmente importantes no suele perder la concentración tanto como antes, los títulos de Us Open 2012 y Wimbledon 2013 le han dado una confianza interior que antes era intermitente. Hay que recordar que en estos dos Majors en la final ha vencido a Novak Djokovic en su plenitud tenística.

Es de sobra conocido que el mítico Ivan “el terrible “Lendl tiene un sentido de la profesionalidad muy alto, con horarios de entrenamiento que hay que cumplir e intensidad alta. Parece que los resultados que antes no lograba Murray, que era ganar Slams, ahora sí está sucediendo de forma regular estos dos años.

En mi opinión todavía tiene que mejorar un flojo segundo saque, necesita darle mayor efecto, para que cuando bote la bola incomode a los rivales, además de ganar un poco de pista en los peloteos y quitarse sus famosos gestos de queja a veces demasiado permanentes.

Murray respeta a Lendl una barbaridad, sabe que el mítico campeón checo no necesita aguantar ningún tipo de tonterías porque está en el Olimpo del mundo y esto el británico ha empezado a entenderlo. Ahora es un estable campeón de Grand Slams y sólido número 2 mundial, ¿el próximo paso? Quizá lograr el número 1 mundial, con Lendl lo tiene más cerca de lo que el mismo Murray piensa.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com

WIMBLEDON 2013 MURRAY CAMPEÓN ROMPE EL MALEFICIO

Finalmente se consumó el deseo de todos los británicos, de una potente nación. Andy Murray ganó a Novak Djokovic número 1 mundial por 6/4-7/5-6/4, el serbio con claros síntomas de cansancio físico y mental no pudo en todo el partido enlazar más de 2 juegos seguidos a buen nivel.

Se comprobó desde el principio que Murray junto al mítico Ivan Lendl había preparado mejor la táctica de la final, un partido de puntos largos, jugando a la contra con sus famosas recuperaciones de puntos imposibles y potente primer saque.

Desde el principio se nota que Djokovic no está cómodo, juega con los brazos muy tensos, rígidos, la bola no termina de ir todo lo rápido que debería. Se suceden breaks y el serbio hace jugadas saque-red para sorprender, el problema es que en la red no es contundente y vuelven los partidos importantes en los que Djokovic vuelve a tener problemas en los smash.

El octavo juego ha sido tremendo, puntos largos de mucho desgaste alternados para uno y otro jugador. Esos puntos de tanto golpeo en los que Murray muestra la superioridad táctica hacen que Djokovic comience a desesperarse, el 6/4 es tremendamente largo para ser jugado en hierba, 59 minutos.

Murray está demostrando tener las ideas muy claras, encuentra mejor las líneas en los puntos de fondo logrando llevar la iniciativa, es curioso porque Djokovic tiene golpes más potentes, pero parece mentalmente bloqueado, no reacciona rápido, no termina de leer bien el partido, busca demasiado el contrapié en vez de simplificar y cambiar direcciones continuamente para cansar de verdad a Murray.

El inicio del segundo set da un vuelco considerable, Djokovic se adelanta 4/1 con un ritmo constante en sus golpes de fondo, ahora sí que mueve la raqueta rápido, vuelve a tener aceleración en sus golpes, pero se queda estancado en el 4.

Murray parece recuperado y remonta punto a punto para desesperación del serbio que siente como el partido lo domina el británico, 6/5 Murray con un último juego del set en el que Djokovic prácticamente lo ha tirado, algo inaceptable en una final de Grand Slam.

Da la sensación que Djokovic está pagando en exceso el tremendo desgaste de la semifinal, pero en el 3º set cuando Murray se adelanta 2/0 los nervios le atenazan al sentirse demasiado cerca y de forma fácil al soñado título.

Ahora es 4/2 Djokovic con un aumento claro de golpes ganadores, pero como ocurrió en el segundo set, se queda estancado en el 4, se paraliza y deja que Murray logre el 6/4 definitivo.

El final del partido es una exhibición de Murray con unos puntos en carrera tremendos haciendo pasantes jaleados por el público, llegando a dejadas, frenando y corriendo hacia atrás para devolver los globos, el público enloquece y Murray se anima cada vez más.

El final del partido son dos estados de ánimo completamente diferentes, el del serbio que no logra enlazar buen tenis con continuidad y luego está Murray ligero de piernas y rápido con la raqueta. El último juego ha sido grandioso, saca Murray para la eternidad, se adelanta 40-0, pero Djokovic remonta los tres puntos de partido a su manera, restando muy profundo, jugando un tenis valiente y agresivo, quiere dejar su marca aunque pierda el partido.

Una vez llegados al 40-40, se suceden unas maravillosas dejadas, contradejadas, la pista más sagrada y pura del mundo tiembla de emoción ante la posible coronación del nuevo Emperador, del Rey verdadero que buscaba y ansiaba todo el Reino Unido.

Ha sido un final magnífico, de una calidad, belleza e intensidad que será recordada para siempre y tenía que ser en la pista de tenis más conocida y deseada del mundo y en el torneo donde nació este maravilloso y mágico deporte.

Andy Murray estará a partir de ahora en el corazón y pensamiento de todos los británicos, será condecorado con todos los honores y su foto besando el tesoro dorado más valioso del mundo será un recuerdo imborrable, para siempre, ni el agente secreto James Bond podrá ahora competir contra Murray, Andy Murray.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com

WIMBLEDON 2013 SEMIFINALES

Han sido dos semifinales muy distintas en cuanto a intensidad y ritmo de juego, por un lado Djokovic ganó en 5 sets con 4 horas 45 minutos a Del Potro, mientras que Murray ganó en 4 sets a Janowicz.

La semifinal entre Djokovic y Del Potro fue de una gran belleza con un ritmo e intensidad muy alto, pero el serbio nunca debió jugar 5 sets, tuvo 2 bolas de partido en el tie break del cuarto set y ahí perdonó a Del Potro que con su derecha de martillo y el apoyo del público aguantó para llegar al quinto y definitivo set.

Djokovic está perdiendo ese instinto de ganar antes los partidos o confía demasiado en su físico y golpes para dejarse prolongar partidos, aparte de los problemas que he dicho varias veces que tiene para definir correctamente los smash.

Del Potro le hizo muy bien la táctica de jugarle derecha contra derecha y reveses cruzados continuos, sabe que Djokovic se ‘pica’ en esos intercambios y olvida que su gran tenis es alternar continuamente las direcciones y hacer sus grandes dejadas para romper el ritmo, últimamente se le está olvidando a Djokovic esas cosas, como también está dejando de definir o alargar los partidos más de la cuenta ante rivales del top 15. El desgaste de la semifinal puede ser un obstáculo para la final.

Completamente distinto el otro partido de semifinal, partido de puntos cortos y menos ritmo, algo lógico cuando está Janowicz al saque. Como Murray ha tomado la decisión de esperar un poco los fallos en el resto, el polaco vuelve a hacer bastantes dejadas como hizo en Paris Bercy 2012 donde se hizo conocido ante el gran público.

El primer set fue de Janowicz porque jugó muchas dejadas y estaba muy fresco mentalmente, en cuanto Murray comenzó a jugarle al revés y entró algo dentro de la pista, el partido se igualó de forma clara y Janowicz comenzó a gesticular en exceso y a ver fantasmas donde no los hay.

Para mí la clave de este partido estuvo en el tercer set, con set iguales, Janowicz ganaba 4/1 en el tercero con Murray bastante desanimado, pero unos errores no forzados, una bola que toca la cinta y llega Murray para ganarla animan al británico para volver a jugar profundo y sentir el apoyo de todo el público. Ese set perdido por Janowicz lo dejó mentalmente desgastado y eso que logró parar el partido para tener la opción de jugar el 4º set con el techo con la excusa de que no veía bien la bola, para mí no tiene razón el polaco y dice mucho de la deportividad inglesa, eso jabría sido impensable en Roland Garros o Us Open. Muchísima deportividad para los inventores del tenis.

Pero se pudo comprobar pronto en el cuarto set que Janowicz estaba más pendiente de enfadarse que de realmente remontar 2 sets. Murray sacó toda su experiencia y calma para mantener el marcador igualado y no hacer muchos errores. Ahora Janowicz fallaba hasta derechas sencillas, la semifinal se le estaba haciendo grande según pasaba el tiempo, Murray se dio cuenta de ese detalle y aprovechó la ocasión para terminar el partido cuanto antes y no hacer como su rival en la final Djokovic sumergido a jugar 5 sets. Murray ganó en 4 sets y estuvo bastante menos tiempo en la pista, eso en un Grand Slam es auténtico oro.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com

WIMBLEDOM 2013 APUNTES DEL TORNEO

Está siendo uno de los Wimbledon en particular y Grand Slam en general de mayores sorpresas, con las rápidas eliminaciones de Federer, Nadal y retiradas de Tsonga, Isner entre otros.

Serian injusto poner en el mismo escalón las derrotas de Federer y Nadal. Mientras el español tenía claros y evidentes problemas en sus desplazamientos en los que apenas daba tres pasos con seguridad, Federer si que perdió moviéndose por toda la pista, corriendo, frenando, lo que ocurre es que Stakhovsky hizo la táctica perfecta para jugar contra Federer si no tienes la suficiente regularidad o paciencia para ganarle desde el fondo de pista.

Siempre lo había pensado de los jugadores que les gusta jugar en la red y volear, ¿Por qué no suben más a la red? ¿Si van a perder desde el fondo de pista, no sería mejor perder en la red y probar cosas nuevas? Stakhovsky dio una lección sobre como preparar un partido en hierba y llevar a cabo una táctica independientemente de cómo vaya el resultado.

Le sacó un 80-90 % de veces al revés de Federer, pero como subía a ganar los puntos en la volea, Federer no tuvo tiempo de reacción en el partido. Saque-red, resto-red, fue un tenis continuo de ataque.

Es conocido que en el tenis cuanto más rápidas son las pistas, mas se igualan los niveles, pues en hierba la dificultad al resto también es mayor por su bajo e irregular bote.

Djokovic está manteniendo una regularidad magnífica, el alemán Mayer en primera ronda ofreció un gran tenis pero solo pudo llevarse un resultado correcto sin ganar ningún set por supuesto en un partido que parecía de las rondas finales por el nivel de ambos.

Ante Haas, más de lo mismo, Seguridad y variedad en el saque, restos, pasantes y globos ganadores en una lección de dos sets, para que en la tercera Djokovic bajase un poco y Haas continuase con las ganas intactas para llegar al tie break.

Contra Berdych quedó demostrado, que mientras el número 1 mantiene el pulso y la calma en los Majors, a Berdych en el primer y segundo set le tembló la mano y encogió el brazo cuando se adelantó en el marcador. Hay que resaltar la flexibilidad de auténtico gimnasta que tiene Djokovic, eso hace posible recupere puntos que parecen totalmente perdidos.

Murray está con problemas en la espalda y cada partido que pasa se nota, el primer saque lo mantiene a buena velocidad gracias a la rapidez de la pista y el efecto cortado, pero en el segundo como saca un poco para asegurar y tiene dolores que le impiden hacer la aceleración necesaria, la bola se queda sin efectos ni botes complicados, eso estuvo a punto de aprovecharlo Verdasco en cuartos, pero le faltó empaque tenístico para creer que podía ganar el partido.

Janowicz no creo que tenga dudas en semifinales, llega más descansado que Murray pero tiene un aparatoso vendaje en el codo derecho, algo que no extraña debido a la potencia con la que saca. Es una máquina de sacar, hay que tener mucha paciencia al resto porque muchas veces no puedes hacer nada.

Del Potro está en una superficie que para su saque es perfecta, pero en cambio para la movilidad y flexión de piernas con los dolores de rodilla que tiene no es precisamente la más aconsejable. Djokovic tiene que jugar muy concentrado en este partido, cambiar direcciones continuamente tanto en el saque como en los golpes de fondo, utilizar sus dejadas para después buscar un globo cuando Del Potro esté pegado a la red.

Del Potro va a jugar al despiste, es un especialista en esas tácticas oscuras y este año en Indian Wells logró ganar a Djokovic de esta forma. También buscará dormir el partido con puntos de revés contra revés, haciendo cruzados evita desplazamientos, se cansa menos y enfada a Djokovic que siente no logra puntos ganadores. Ahí está el problema de Djokovic, cuando no logra todos los ganadores que él cree debería llevar, su cabeza deja de pensar fríamente y aumentan los enfados que lo llevan a olvidar sus tácticas, entonces Djokovic se convierte en un jugador enfadado y previsible, eso es justo lo que quiere Del Potro, un partido sucio, trabado y con tensión.

Es el Slam más abierto de los últimos años, pero en semifinales todavía están el 1 y 2 mundial, Djokovic y Murray dispuestos a repetir la final de este año en Open Australia, aunque los saques de Del Potro y Janowicz tienen mucho que decir en esta pista donde nació el tenis, por si alguien lo había olvidado el tenis nació en Inglaterra y en hierba.

ANTONIO DOMÍNGUEZ
www.tenispuro.com