Está siendo un grand slam con más sorpresas de lo que se esperaba y algún que otro gran partido con claras reivindicaciones del revés a una mano.

Que el vigente campeón Murray pierda ante Wawrinka de esa forma tan apática y por desgracia famosa en él deja muchas interrogantes. Pueden ser sus continuas molestias en la espalda, su tardía predisposición para afrontar bien los partidos y su falta de pegada en los golpes de fondo.

Wawrinka fue un espectáculo haciendo ganadores continuos desde el fondo de pista, pero los golpes que realmente me gustaron fueron sus restos ganadores con la derecha. Su revés siempre ha sido muy famoso y marcaba las distancias, pero ha mejorado una barbaridad la derecha y el saque. Lo único que no me gusta tanto del suizo en los últimos años son los excesivos restos cortados que hace con la derecha, hace años no lo hacía y en ese aspecto creo sale perdiendo al ceder demasiado pronto la iniciativa.

Roger Federer fue otro de los ilustres eliminados, pero en el caso del suizo peor que Murray pues Federer perdió en octavos ante Robredo. Malas sensaciones las dejadas por Federer en la pista, un tenista de su categoría no puede jugar de forma tan precipitada las bolas de break a favor, fallar tanto el revés y no ofrecer o dar síntomas de posibles cambios de estrategia durante el partido.

Robredo jugó muy bien, cierto, con mucha motivación, piernas rápidas para lograr unos pasantes con la derecha memorables y muy sólido desde el fondo de la pista. Pero Federer se empeña en jugar en el fondo de la pista, tiene que subir más a la red, aunque pierda los partidos, pero en la red con sus voleas, Federer tendrá siempre más opciones de lograr la victoria.

Mucho mérito para Youzhny, jugador poco valorado y muy regular en su ranking, ganar a Haas en 4 sets, tener los octavos prácticamente perdidos contra Hewitt con 5/3 en el 5º set y lograr ganar un set a Djokovic en cuartos merecen una ovación. El problema para el gran público con Youzhny es que no tiene un tenis realmente vistoso que enganche al aficionado, tiene carácter, es un gran luchador y compite bien en partidos de gran tensión. Pero no tiene un tenis que desborde e impacte al espectador, por eso a veces no es justamente valorado.

Para terminar un último detalle, que Gasquet gane en un 5º set, con sol y gran humedad a Ferrer puede parecer el mundo al revés, con los problemas que suele tener el francés en los partidos largos y de gran tensión. El festival de reveses ganadores de Gasquet de todos los tipos y formas merece ser guardado para siempre y enseñarlo en las academias de tenis.

Ferrer puede empezar un ligero descenso físico como Federer y perder ranking, la ambición la tiene, pero le faltan golpes ganadores y quitarse esas malas sensaciones del revés. Para mí es un problema de colocación, como Ferrer es consciente que flojea de revés, se acerca demasiado a la bola para ayudarse y lo único que hace es quedarse sin sitio para poder pasar bien los brazos por delante y hacer una buena terminación, necesita distancia entre la bola y el cuerpo.

ANTONIO DOMÍNGUEZ

www.tenispuro.com